Mis queridos “Ladyboys”


Tailandia es un país mundialmente conocido por dos razones principales: sus paradisiacas playas y sus espectaculares “Kathoey” o “Ladyboys”. El término “transgénero” es raramente utilizado entre la sociedad tailandesa.

Podría decirse que la cantidad de homosexuales en Tailandia es la misma que en cualquier otra parte del mundo, pero debido a la gran cantidad de tolerancia que existe en aquel país, y por supuesto a los rasgos femeninos que muchos de los hombres tailandeses poseen, si alguien tiene ya de por si tendencias homosexuales, es tambien probable que decida transformarse en ladyboy y vivir ante la sociedad como mujer.

Es importante mencionar, que aunque los transexuales o ladyboys son perfectamente tolerados y juegan además un importante rol social en Tailandia, esto no significa que sean enteramente aceptados.

Existe aún cierto grado de discriminación dentro de la vida laboral. Es fácil encontrar Kathoeys trabajando prácticamente en cualquier rama de la industria de la moda y el entretenimiento. Talentosos maquillistas, estilistas, coordinadores, peinadores, actrices, cantantes y modelos por doquier pero, un ladyboy abogado, médico o banquero?. Aún no.

image

A partir del 2007 se han realizado esfuerzos sin obtener todavía resultados positivos para modificar la legislación y permitir el cambio de sexo en identificaciones oficiales.

Las creencias Budistas, que personalmente encuentro muy interesantes y en las cuales seguramente ahondaré en un proximo artículo, o los 5 preceptos del Budismo, no se ven de ninguna manera comprometidos al mostrar tolerancia por las personas homosexuales y transgénero o incluso, por ser una de ellas:

– Prohibición de matar

-Prohibición de robar

-Prohibición de la práctica de malas conductas sexuales

-Prohibición de mentir

-Prohibición de ingerir sustancias que alteren la conciencia

Debido a que estos preceptos no son normas o mandamientos imperativos sino que se adoptan de manera voluntaria para vivir mejor con uno mismo y con la sociedad, la convivencia en Tailandia se da de manera natural y sana.

La religión Budista y sus creencias en el karma y la reencarnación les permite ser más abiertos y respetuosos entre si y la manera en que cada quien elige vivir su vida.

El Budismo en Tailandia no considera la homosexualidad como un pecado, por lo tanto no tiene prohibiciones específicas en cuanto a su estilo de vida.

Según estuve leyendo para fundamentar más este artículo, parece ser que el también llamado “tercer género” no sólo es respetado sino muchas veces impulsado.

En algunas escuelas de Chiang Mai, al norte del país, es ya permitido que los ladyboys acudan a clases maquillados y cuentan además con baños exclusivos para ellos.

image

image

Las cirugías estéticas, incluyendo la del cambio de sexo, son en la actualidad una especialidad en Tailandia. Sus bajos costos y excelentes resultados atraen anualmente a miles de personas de todo el mundo. Dudan de los resultados? Basta con observar imagenes de las concursantes del Miss Tiffany’s Universe, concurso realizado cada año en Pattaya. Las Kathoey en aquel país son espectacularmente bellas y femeninas.

image

image

image

Lamentablemente, como en cualquier otro país, la prostitución es un problema social y una triste realidad en Tailandia. El turismo sexual ha ganado popularidad a través de los años.

La prostitución en Tailandia data del siglo XIV, cuando era legalmente practicada. En el año 1905, con la abolición de la esclavitud en Tailandia durante el reinado de Rama V, la prostitución fue prohibida pero no fue sino hasta 1960 que finalmente se convirtió en una práctica ilegal.

La guerra de Vietnam trajo consigo un considerable aumento de la prostitución no solo en ese país, sino en lugares vecinos como Tailandia. La demanda de prostitutas por parte de soldados americanos desencadenó un incremento importante en el número de sexoservidoras. En 1957 se estimaban 20,000 en Tailandia. Para el año 1964 ese número habia crecido a 400,000 y para 1972 eran al menos 500,000. A partir de entonces la industria del sexo en Tailandia simplemente siguió en aumento.

Las limitaciones laborales y la necesidad económica orillan a muchos ladyboys a aceptar trabajos sexuales principalmente con turistas, pero es importante remarcar que la prostitución no es de ninguna manera exclusiva del tercer género.

image

Asi pues, el vivir en Tailandia me dio la oportunidad no sólo de ser testigo del rol social y laboral que los ladyboys desempeñan en aquel país, sino también el aprender a ser tolerante con la forma en que cada quien decide vivir su vida y sexualidad.

Tolerancia es respeto. Me considero afortunada de ahora contar con amigas transgénero a las cuales quiero y admiro. Una vez más compruebo que el viajar no sólo trae consigo buenos recuerdos, sino que también educa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s